Cuando empeora el dolor de garganta en niños

 

Lo que empezó como una simple irritación de garganta puede derivar en un dolor más grave y su posterior visita al médico. En ocasiones, esperamos que el dolor de garganta desaparezca solo y sin causar muchos problemas. Sin embargo, este dolor puede ser el primer síntoma de una afección mayor como un resfriado[1]. 

La aparición de manchas blancas, la dificultad para respirar y el dolor al tragar tu propia saliva, son algunos síntomas de problemas de salud más complicados. Si compruebas que tu hijo manifiesta alguno de estos síntomas, actúa inmediatamente. En caso de no estar muy segura de estos síntomas te presentamos nuestra guía:

Síntomas persistentes

En la mayoría de los casos, los síntomas duran un máximo de siete días. En caso de que los síntomas empeoren o duren más, se debería consultar con a un médico[2].

Descubre qué signos revelan que el dolor de garganta de tu hijo está empeorando:

  • Dificultad al tragar y respirar

Se trata de uno de los síntomas más comunes del dolor de garganta, pero no por ello debe pasar desapercibido. Verás que a tu hijo le cuesta tragar al comer o beber líquido. Además, tu hijo se quejará porque tendrá la sensación de tener un bulto en la garganta y en ocasiones puede no respirar con normalidad.

Estos signos manifiestan que el dolor de garganta está empeorando. En los niños estas dolencias afectan con mayor severidad y pueden desarrollar una infección estreptocócica. También podrían aparecer erupciones en la piel. En estos casos habría que consultar con el médico.

  • Fiebre alta y estreptococo

Si tu hijo tiene fiebre por encima de los 38,3ºC, podría ser un signo de que está sufriendo faringitis estreptocócica. Por el contrario, si la fiebre es más baja, podría ser un indicador de una infección vírica[3].

En caso de notar que la temperatura del niño ha subido considerablemente, visita a un médico para evaluarla situación.

  • Deshidratación[4]

La deshidratación es otro síntoma común de los dolores e inflamaciones de garganta. Intenta que tu hijo beba mucha agua durante todo el día. La deshidratación severa produce sequedad de boca y fatiga. Estar hidratado ayudará a suavizar la inflamación y a aliviar los molestos síntomas

El dolor de garganta también produce un gran picor e irritación. En consecuencia, el niño puede tener dificultades al tragar, por lo que se le hará más incómodo comer y beber.

Te recomendamos visitar al médico inmediatamente si los síntomas incluyen:

  • Dolor de oído.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de tripa.
  • Saliva excesiva.
  • Erupciones en la piel.
  • Puntos y manchas blancas en la garganta.
  • Bultos en la garganta.

Ahora que sabes qué síntomas pueden aparecer, la próxima vez serás capaz de identificar si el dolor de garganta de tu hijo está empeorando. Cuando no estés seguro de los problemas que puede sufrir tu hijo, es recomendable visitar a un médico. Pide una cita lo antes posible.

[1] http://www.webmd.com/oral-health/guide/sore-throat-cold-strep-throat-tonsillitis#1.
[2] http://health.usnews.com/health-news/news/articles/2013/11/21/health-tip-warning-signs-of-a-serious-sore-throat.
[3] http://www.webmd.com/oral-health/tc/strep-throat-symptoms
[4] http://www.medicinenet.com/script/main/art.asp?articlekey=175317.