Remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

El dolor de garganta

A veces experimentamos molestias en la garganta y no sabemos bien a qué se debe. Hay que tener en cuenta que el dolor en la garganta se produce por diferentes motivos y que no todos los remedios o medicamentos pueden llegar a ser igual de eficaces. Sea como sea, sabemos que conlleva a que sintamos una irritación molesta en la garganta, que no deja de estar presente sin permitirnos disfrutar.

El dolor de garganta puede llegar a ser una sensación muy molesta, y es la primera señal de resfriado común. Sea cual sea la causa, cuando esto sucede lo primero en lo que pensamos es en acudir al médico, sin llegar a pensar que hay remedios naturales para el dolor de garganta que nos pueden ayudar y curar el dolor de garganta.

Para saber bien qué hacer cuando empezamos a sentir la garganta seca o cerrada y aparecen ciertas molestias que pueden deberse a una irritación de garganta, es importante saber cuáles son los síntomas, pues no todos tenemos las mismas probabilidades de padecer este dolor de garganta (depende de si se trata de una persona fumadora, un niño, etc).

Síntomas del dolor de garganta

• Sensación de tener la garganta seca
• Dificultad al tragar
• Dolor o quemazón en la garganta
• Dolor más notorio al hablar y comer
• Amígdalas inflamadas o con pus

¿Cómo aliviar el dolor de garganta?

Existen varios remedios caseros para ayudar a la garganta inflamada y el dolor de garganta.

  • Hacer gárgaras con sal
    Si haces gárgaras de agua con sal, bajarás la inflamación y eliminarás la flema que se acumule en tu garganta. Media cucharada de sal será suficiente. Mézclalo bien para que la sal se diluya y empieza a hacer gárgaras.
  • Ajo
    El ajo es conocido como un remedio natural, que actúa rápido sobre nuestra garganta inflamada. Se debe principalmente a la alicina, a la cual se le atribuyen efectos antibióticos. Para disfrutar de este remedio casero solo tienes que coger un diente de ajo y partido por la mitad y morderlo de vez en cuando. Es importante que no lo partas ya que si no, la alicina no sale.
  • Té de jengibre / manzanilla
    Otro de los remedios para la garganta irritada puede ser beber té de jengibre, para ello simplemente tienes que añadir al agua un trozo de jengibre y dejar que hierva 4
    minutos. Si no te gusta el sabor, también puedes probar a beber té de manzanilla. Tendrás que coger dos bolsas de té y ponerlas en agua hirviendo.
  • Miel
    Otro de los remedios caseros para calmar el dolor de garganta es la famosa miel. La mezcla además es muy fácil de preparar, prepara un vaso de agua caliente y añádele una cucharada de miel y si eres de los que te encanta su sabor, prueba la miel directamente.


¿Qué más se puede tomar para el dolor de garganta?

Con todos estos remedios caseros para la garganta irritada, esperamos que te haya quedado claro lo que es bueno para el dolor de garganta y puedas aliviarlo. Strepsils con Lidocaína, con doble acción antiséptica y anestésica, para combatir las bacterias y aliviar el dolor de forma rápida y efectiva.