Alimentos que irritan la garganta

Cuando cambian las temperaturas, nos enfrentamos a enfermedades comunes como resfriados y gripes que pueden ocasionar dolor y molestias en la garganta. Cada vez que esto sucede, no tenemos más remedio que guardar algo de reposo y tomar medicinas para aliviar los síntomas. Sin embargo, hay alimentos que irritan la garganta y que deben tenerse en cuenta a la hora de aliviar los dolores y los síntomas propios del resfriado.

La alimentación es un factor clave para recuperarnos de forma rápida y efectiva, por esto mismo, en este artículo te hablaremos sobre las bebidas y comidas que irritan la garganta, para que sepas detectarlas y puedas tener una pronta recuperación.

¿Por qué es importante cuidar la dieta cuando tenemos la garganta irritada?

El dolor de garganta es un síntoma muy común del resfriado. Suele aparecer antes que ningún otro, de ahí que sea fundamental hacer un control acertado de la alimentación para no agravar más la situación.

Hay comidas que irritan la garganta y hay que saber cuáles son para desecharlas de nuestra dieta diaria, de ese modo, la inflamación disminuirá paulatinamente. Cuando estamos cansados y doloridos como consecuencia de una infección en el aparato respiratorio, es posible sentir apetito, pero hay que tener cuidado y evitar ciertos alimentos y bebidas que podrían empeorar los síntomas.

Alimentos que irritan la garganta 

Entre las principales comidas que empeoran la irritación de garganta, se encuentran:

  • La comida picante: cuando la garganta está dolorida o irritada, es conveniente descartar cualquier alimento picante. Las comidas de fuerte sabor pueden aumentar los síntomas y hacer que la inflamación vaya en aumento. Por esa razón hay que evitar la pimienta, el pimentón o el chile, así como salsas o sopas picantes presentes en la gastronomía asiática o mexicana.
  • Los alimentos ácidos: como pueden ser los cítricos, tienen mucha vitamina C, lo que refuerza el sistema inmunitario. Ahora bien, ciertos alimentos como los limones y las naranjas pueden irritar la garganta y la mucosa.
  • La comida caliente: cuando tenemos molestias en la garganta ingerir comidas y bebidas muy calientes puede resultar contraproducente y, en vez de aliviar, puede irritar aún más la garganta. Lo más acertado es consumir bebidas y comidas templadas.
  • Los alimentos duros o sólidos: estos pueden llegar a obstruir el conducto de la garganta y aumentar el dolor. En este sentido, hay que evitar comer galletas, frutos secos, cereales, zanahorias y otros alimentos similares, salvo que decidas triturarlos antes o ablandarlos con ayuda de leche tibia.
  • La comida condimentada: esta resulta perjudicial si sufres dolor de garganta. Es una situación similar a la comida picante, especias como el clavo, el comino o el curry están desaconsejadas porque irritan la garganta. En su lugar, es posible utilizar otras más suaves y ligeras como la albahaca y el orégano.

Bebidas que irritan la garganta 

Por su parte, estás son las bebidas que hay que evitar si tienes la garganta irritada o con dolor:

  • Las bebidas con cafeína: el café o las bebidas energéticas no dejan de ser estimulantes que pueden influenciar negativamente en la recuperación. Lo mismo ocurre con el alcohol. Ni el frío ni el calor excesivos son buenos aliados, así que renuncia a estos extremos y apuesta por bebidas templadas como los zumos elaborados de forma natural.
  • Las bebidas demasiado frías: estas hay que evitarlas. Sin embargo, mucha gente opta por tomarlas porque creen que van a aliviar su sensación de ardor, lo que no saben es que podemos arruinar la voz y aumentar la irritación de la garganta. En su lugar, es posible tomar alguna sustancia fría que se pueda ingerir poco a poco, como polos naturales con frutas.
  • Los zumos muy azucarados: estos pueden hacer que las bacterias se reproduzcan con mayor facilidad, lo que aceleraría el desarrollo de la enfermedad. De esa forma, hay que descartar los zumos comprados en el supermercado y elegir aquellos preparados con fruta fresca y sin azúcar añadido.
  • Los lácteos: son, sin duda, otro de los líquidos que irritan la garganta. Aunque no lo creas, la leche, los yogures y otros productos similares empeorarán los síntomas, pues acentuarán la tos y potenciarán el incremento de las flemas.

Medicamentos para la irritación de garganta 

Además de cuidar la dieta, podemos optar por medicamentos para la irritación de garganta, como Strepsils miel y limón, que suaviza la garganta rápidamente, aliviando las molestias. Además, su acción antiséptica reduce las bacterias, combatiendo la irritación de garganta. Este medicamento está indicado para adultos y niños a partir de los 6 años.

Si pasados dos días los síntomas no disminuyen o la irritación de garganta empeora, es importante acudir al médico para un mejor diagnóstico, especialmente si se presentan alguno de estos síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Tos
  • Voz ronca
  • Dolor general en diferentes partes del cuerpo
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para hablar
  • Amígdalas rojas e inflamadas
  • Amígdalas con pus o puntos blancos

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A