Causas de la infección de garganta

¿Tienes carraspera o notas tu garganta irritada y dolorida? Puede ser que estas molestias se deban a que estás padeciendo una infección en esta zona del cuerpo. Una infección de garganta es una afección bastante común que se caracteriza por tener síntomas como dolor, inflamación o dificultad para tragar entre otros. Sin embargo, ¿qué es lo que provoca este malestar? A continuación, en el siguiente artículo te explicaremos las posibles causas de la infección de garganta y algunos de sus síntomas.

Virus y bacterias: los causantes de las infecciones de garganta

Aunque las afecciones de este tipo pueden darse por numerosas razones, generalmente, las causas de una infección de garganta suelen ser por la aparición de un virus o bien por la entrada o la proliferación de bacterias en nuestro organismo. Sin embargo, ¿cómo puedes diferenciar una infección de otra? Cada afección cuenta sus propios síntomas, su tiempo de duración y sus tratamientos específicos. Seguidamente, te explicaremos con más detalle sus causas.

Infección de garganta por virus

Una infección de garganta causada por virus consiste en la entrada de estos agentes microscópicos en el organismo invadiendo las células de este para multiplicarse y, así, propagar la enfermedad. Los virus, como el adenovirus, el Epstein-Barr (mononucleosis) o la influenza, son causas frecuentes que provocan una infección de garganta.

Las infecciones virales pueden, a su vez, causar otras afecciones, como resfriado, faringitis, laringitis y amigdalitis, entre otras.  Este tipo de afecciones suelen durar entre 5-7 días y no requieren de tratamiento como antibiótico.

Infección de garganta por bacterias

Las bacterias son seres unicelulares que consiguen soportar todo tipo de ambientes, desde lugares calurosos hasta extremadamente fríos. Aunque en nuestro organismo existen microorganismos que no son dañinos, cuando otros se multiplican excesivamente consiguen afectar a nuestra salud provocando infecciones, entre ellas, las de garganta.  Las bacterias más comunes que atacan la garganta son el estreptococo pyogenes o los estreptococos del grupo A, las cuales provocan afecciones como la faringitis estreptocócica o la amigdalitis estreptocócica.

Sin embargo, las infecciones de garganta por bacterias son menos comunes que las víricas. En este caso, es necesario acudir al médico para que asigne los tratamientos más adecuados.

Otros factores de una infección de garganta

Aunque las causas de la infección de garganta más comunes son las que hemos explicado anteriormente, existen algunos factores que aumentan el riesgo de padecerla:

  • Alergias: la exposición a algunos alérgenos, como el polvo, el polen o la caspa de mascotas pueden irritar nuestra garganta.
  • Elementos irritantes: el humo del tabaco o la polución del aire también provocan molestias e irritación en la garganta.
  • Edad: los niños son más propensos a padecer infecciones de garganta, especialmente, las bacterianas como la faringitis estreptocócica.
  • Infecciones crónicas en los senos paranasales: las continuas secreciones de la nariz pueden propagar la infección.

Síntomas de una infección de garganta

Aunque es importante conocer las diferentes causas de una infección de garganta, también lo es conocer las señales para identificar esta afección. Sin embargo, dependiendo de si se trata de una infección vírica o bacteriana, los signos serán unos u otros. Por ello, a continuación, te explicaremos los síntomas de una infección de garganta:

  • Fiebre alta.
  • Malestar general y cansancio.
  • Dificultad para respirar.
  • Tos y secreciones nasales.
  • Dolor en la garganta y en otras zonas como la cabeza y los oídos.
  • Dolor en las articulaciones

Si el agente causante es una bacteria, pueden aparecer también secreciones amarillentas después de las primeras 24 horas de que se manifiesten los síntomas.

Tratamiento para una infección de garganta

Tal y como hemos explicado anteriormente, en el caso de que la causa de la infección de garganta sea de origen bacteriano, es importante acudir al médico para que te asigne el tratamiento más adecuado.

Sin embargo, si se trata de una infección leve provocada por un virus, puedes recurrir a algunos medicamentos sin receta médica como las pastillas para chupar Strepsils con lidocaína, que ofrecen alivio local sintomático de las infecciones leves de garganta que cursan con dolor y sin fiebre en adultos y niños a partir de 12 años. Además, las pastillas para chupar de Strepsils cuentan, por un lado, con una acción antiséptica y, por otro, gracias a su composición en lidocaína, funciona como un anestésico local que alivia el dolor de garganta de forma rápida y efectiva. Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.

Es importante también que si la infección de garganta no mejora en 2 días o incluso los síntomas empeoran, como la fiebre o se presentan algunos nuevos como la dificultad para tragar o respirar, acudas inmediatamente al médico para un mejor diagnóstico.