Causas de la irritación de garganta

Seguro que en algún momento de tu vida has experimentado un episodio de irritación o escozor de garganta y te has preguntado “¿por qué tengo la garganta irritada?”. Una de las causas principales de esta afección son las infecciones virales que, a diferencia de las bacterianas, no precisan de antibióticos, sino que, por lo general, desparecen solas al cabo de unos días. No obstante, hay más motivos detrás de la garganta irritada, es por ello que, si presentas molestias, en este artículo te explicaremos las causas de la irritación de garganta más comunes.

¿Por qué tengo la garganta irritada?

Cuando tu garganta se irrita, las causas pueden ser varias. A continuación, te explicaremos los detonantes más comunes.

Irritación de garganta por alergia

En una reacción alérgica, tu sistema inmunitario libera anticuerpos para protegerte del alérgeno que has inhalado. Como consecuencia, se produce una irritación de garganta debido a los altos niveles de histamina. El goteo post-nasal que se experimenta con la alergia es, finalmente, el causante de la irritación de garganta, generado por la acumulación de moco en la zona.

Garganta irritada por virus

Es una de las causas más comunes de todas. Cuando estás resfriado o has cogido una gripe, los síntomas suelen ser tos, mucosidad y estornudos, un cuadro que puede derivar también en una garganta irritada y enrojecida.  

Irritación de garganta por cambios de temperatura

Los cambios bruscos de temperatura pueden traer, como consecuencia, irritación de garganta. Esto ocurre, generalmente, cuando la zona del cuello está totalmente expuesta al frío, especialmente en épocas invernales. También puede darse ante la exposición constante al aire acondicionado o a la calefacción, ya que ambos resecan el ambiente.

Garganta irritada por forzar la voz

Forzar la voz durante un período largo de tiempo también genera irritación de garganta. Esto es porque, al abrir la boca para hablar o gritar, entra constantemente aire en la garganta y se acaba resecando. De no hacer pausas para beber o de no bajar la voz, en el caso de los gritos, la garganta podría irritarse.

Irritación de garganta por sustancias irritantes

Existen muchos contaminantes en el aire que pueden producir irritación de garganta, pero el más común es el humo del tabaco que, tanto si lo consumes como si eres fumador pasivo, perjudica tu garganta. Otras sustancias irritantes para la garganta son las bebidas alcohólicas, los productos de limpieza, el humo del tubo de escape de los coches y la comida picante.

Consejos para aliviar la irritación de garganta

Las molestias en la garganta son muy incómodos, por eso a continuación te describimos una serie de consejos para que puedas aliviar este malestar en la mayor medida posible:

  • Evita los alérgenos: para las reacciones alérgicas es recomendable empezar por evitar los alérgenos que causan irritación de garganta y beber líquidos tibios. Esto te ayudará a calmar la irritación y aliviar el malestar. Si padeces de alergias, visita a tu médico en busca de una solución profesional.
  • No fuerces la voz: intenta hablar lo menos posible durante el período de recuperación. Es muy importante evitar también gritar, ya que solo empeorará la irritación.
  • Protege tu cuello: tápate el cuello con alguna bufanda, puesto que el calor ayuda a aliviar la inflamación e irritación. Evita, además, los cambios bruscos de temperatura y el aire fresco.
  • Evita fumar y beber alcohol: así como exponerte a sustancias irritantes para tu garganta.
  • Alimentos tibios y suaves: come alimentos ligeros y suaves para la garganta, evitando siempre la comida dura, picante y muy caliente o muy fría. En nuestro artículo Alimentos que irritan la garganta, te explicamos con detalle aquellos ingredientes que conviene retirar de tu dieta mientras sientas molestias.
  • Dieta rica en vitaminas: una dieta equilibrada, rica en verduras y vitaminas ayudará a tu organismo a deshacerse antes de la irritación de garganta, así como a aumentar tus defensas para combatirla.
  • No respires por la boca: intenta respirar por la nariz, ya que muchas veces al tener la nariz congestionada se tiende a respirar por la boca y eso puede empeorar más la irritación.
  • Bebe mucha agua: es indispensable beber mucho líquido para mantener la garganta hidratada, lo que nos ayudará también a tener una pronta recuperación.

Medicamentos para la irritación de garganta

Entre las varias alternativas de productos farmacéuticos, la recomendación es acudir a aquellos que son específicos para el tratamiento de las molestias en la garganta. La gama de pastillas para chupar Strepsils proporciona alivio a la irritación de garganta. La acción suavizante de las pastillas para chupar alivia rápidamente las primeras molestias y su acción antiséptica ayuda a combatir las infecciones leves que cursan sin fiebre en adultos y niños a partir de 6 años. Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

No obstante, si tras estos consejos observas que la irritación de garganta persiste o los síntomas empeoran, es aconsejable acudir al médico lo antes posible para que te examine..