Cómo aliviar el dolor de garganta

Aliviar el dolor de garganta de forma efectiva es lo que más deseamos cuando esta condición se presenta, y es que la irritación, inflamación y dificultad para tragar puede resultar muy molesta.

La presencia de virus o bacterias, los cambios bruscos de temperatura, forzar la voz constantemente o exponerse a elementos irritantes, como el humo del cigarrillo, pueden contribuir a la aparición del molesto dolor de garganta.

Cuando esto ocurre, deseamos recuperarnos lo antes posible, por eso en este artículo te damos algunos consejos para que descubras cómo aliviar el dolor de garganta y facilitar tu recuperación de forma efectiva. 

Causas del dolor de garganta más frecuentes 

"¿Por qué tengo dolor de garganta?" Si has comenzado a sentir esta molestia es normal que te preguntes a qué se debe. Aunque las causas del dolor de garganta pueden ser variadas, existen algunos factores responsables de la mayor parte de dolores de garganta, estos son: 

Infecciones virales

Los virus ocasionan entre 80 y 90% de los dolores de garganta en adultos[1]. Siempre se recomienda que consultar con un médico para que determine el mejor tratamiento para cada caso; pese a esto, si se trata de una infección vírica no se requerirá de un tratamiento antibiótico sino de cuidar la zona y administrar un analgésico local para reducir las molestias.

Las infecciones de garganta por virus suelen desaparecer por sí solas, sin la necesidad de un tratamiento específico, aunque tomar medicamentos para el dolor de garganta ayudará a reducir las molestias.

Algunos de los síntomas de las infecciones de garganta virales son:

  • Dolor de garganta que puede empeorar al hablar o al tragar.
  • Sensación de sequedad y comezón en la garganta.
  • Enrojecimiento e inflamación de garganta que disminuye al cabo de dos o tres días. 
  • Congestión y mucosidad en la zona.
  • Posibilidad de presentar fiebre que normalmente no supera los 38ºC. [2]

Algunos de los virus que pueden causan dolor de garganta son la gripe, el resfriado común o la faringitis viral.

Infecciones bacterianas

Las bacterias también pueden ser las causantes del dolor de garganta, aunque en el caso de los adultos son menos frecuentes que los virus.

Cuando el dolor de garganta está causado por una bacteria, además de molestias, inflamación y enrojecimiento, pueden presentarse otros síntomas como:

  • Aparición de placas de pus en las amígdalas
  • Pequeños puntos rojos al fondo de la garganta
  • Fiebre alta, por encima de 38ºC
  • Dolor de cabeza [3]

Las infecciones bacterianas de garganta pueden requerir de un tratamiento antibiótico recetado por un especialista, por lo que siempre debes acudir al médico para recibir el tratamiento oportuno. Algún ejemplo de infección bacteriana que puede causar dolor de garganta y cuadros como el de la amigdalitis o la faringitis bacteriana es la infección por estreptococo.

Cambios bruscos de temperatura

La garganta es una zona muy sensible y los cambios drásticos o frecuentes de temperatura pueden secarla o irritarla, dando lugar al dolor y las molestias. Esta es la razón por la que los cambios estacionales en ocasiones acaban en un molesto dolor de garganta. 

Elementos irritantes o contaminantes

Estar expuesto a mucha polución, a un ambiente muy seco o a irritantes como el humo del cigarrillo, también puede contribuir a la aparición de esta molestia.

Factores de riesgo que pueden desencadenar un dolor de garganta

Además de las causas anteriores, algunas personas pueden presentar dolor de garganta con más frecuencia que otras debido a la presencia de ciertos factores de riesgo:

  • Sistema inmune en desarrollo puede hacerte más propenso a padecer infecciones de garganta
  • Tener un sistema inmune debilitado.
  • Permanecer en ambientes cerrados y sin la adecuada ventilación, lo que hace que virus y bacterias se propaguen con mayor facilidad.
  • Estar en contacto directo con una persona que tenga una infección de garganta.
  • Estar expuesto frecuentemente a elementos irritantes.

Cómo aliviar el dolor de garganta

Aliviar el dolor de garganta siguiendo las recomendaciones adecuadas es imprescindible para mejorarte pronto, por eso ten en cuenta las siguientes instrucciones para que puedas recuperarte cuanto antes:

Evita las comidas y bebidas demasiado calientes

Mantente alejado de aquellas comidas y bebidas demasiado calientes, pues pueden hacer que tu garganta se irrite aún más causando dolor. Tampoco se recomiendan las comidas picantes, duras, los cítricos o las frituras, pues pueden causar molestias e irritar la zona mientras los tragamos. Si quieres conocer en detalle qué ingredientes evitar te invitamos a leer nuestro artículo Qué comer cuando tengo dolor de garganta

Bebe infusiones tibias 

Aunque no se recomiendan las bebidas calientes con cafeína, una infusión puede darte el alivio que necesitas ya que contiene antioxidantes que pueden ayudar a combatir las infecciones. Algunas buenas opciones son las infusiones de jengibre o las de limón, siempre templadas para evitar molestias mayores. También puedes optar por la manzanilla, cuyo efecto antiinflamatorio te ayudará a aliviar el dolor de garganta y a sentirte mejor. 

Manténte hidratado 

Si está deshidratado, tu cuerpo no es capaz de producir suficiente moco y saliva lo que hace que tu garganta se seque y se irrite. Beber agua puede ayudar a lubricar tu garganta y aliviar el dolor, además de ayudar a eliminar la mucosidad en la garganta

Usa un humidificador en ambientes secos

Tanto si vives en un lugar seco como si, debido al uso de calefacción o aire acondicionado, hay un exceso de sequedad en el ambiente, usar un humidificador te ayudará a mejorar la humedad del entorno, reduciendo aquellos factores que pueden incrementar la sequedad de tu garganta. 

No grites ni fuerces la voz

Intenta usar la voz los menos posible a lo largo del día. Como ocurre con otras dolencias, es recomendable dejar descansar la zona de la cual proviene el dolor y, aunque puede que no encuentres mejoría en ello, evitarás que vaya a peor.

Descansa

Uno de los puntos más importantes a la hora de aliviar el dolor de garganta es descansar, pues dormir no solo ayuda a mejorar tu estado de ánimo, sino también a fortalecer tu sistema inmunitario. Un estudio ha revelado que la falta de sueño puede ser determinante a la hora de contraer enfermedades después de haber estado expuesto a un resfriado. ¿Sabías que aquellos que duermen menos de seis horas son más propensos a tener un resfriado que aquellos que duermen siete horas o más?[4] ¡Es impresionante lo que una hora extra de sueño puede hacer por tu salud!

Evita fumar

El humo de los cigarrillos puede resecar tu garganta y dar lugar a una inflamación, empeorando el dolor de garganta. Por eso es recomendable intentar permanecer lejos de los lugares en los que pueda haber mucho humo y, si eres fumador, suspende el hábito hasta que te recuperes.

Medicamentos para aliviar el dolor de garganta 

Además de seguir las recomendaciones indicadas anteriormente, también puedes optar por medicamentos para el dolor de garganta que te ayudarán a tratar de forma local el problema y aliviar las molestias. 

Las pastillas para chupar Strefen sabor miel y limón contienen 8,75 mg de flurbiprofeno, un analgésico de la familia del ibuprofeno que alivia el dolor  de garganta y combate la inflamación de forma efectiva en adultos y niños desde los 12 años, suavizando la garganta y proporcionando alivio de hasta 4 horas.

Por su parte la solución bucal de Strefen Spray, indicado para mayores de 18 años, actúa localmente reduciendo el dolor y la inflamación de garganta hasta por 6 horas.

No administrar en caso de úlcera gastroduodenal. Lee siempre las instrucciones de estos medicamentos y consulta al farmacéutico. Strefen es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare S.A. Si las molestias persisten después de 3 días usando Strefen, empeoran o aparecen nuevos síntomas, consulta a tu médico.

Cuando ir al médico por un dolor de garganta

Un dolor de garganta es una condición que todos hemos padecido alguna vez, pero el hecho de que sea común no quiere decir que no requiera atención médica.

Los anteriores consejos te ayudarán a aliviar el dolor de garganta, sin embargo, deberás visitar a un médico si:

  • El dolor continúa después de 3 días tomando medicación para reducirlo
  • El dolor empeora a pesar del tratamiento
  • Detectas la presencia de pus en las amígdalas o la parte trasera de la garganta
  • Tienes fiebre alta, superior a 38ºC
  • Presentas mucha dificultad para tragar o respirar
  • Manifiestas otros síntomas como sarpullido o dolor en las articulaciones.
  • También debes buscar consejo médico si sufres dolores de garganta de forma grave y frecuente.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

 

[1] Worrall G. Acute sore throat. Can Fam Physician. 2007;53:1961-2;

[2] CDC Sore throat

[3] CDC Sore throat

[4]NBC news Sleep Fights Colds