Cómo calmar la irritación de garganta

La molestia que produce la irritación de garganta puede llegar a resultar muy incómoda si se mantiene a lo largo del día. No es un malestar fuerte, pero ese carraspeo constante y la dificultad a la hora de hablar y de tragar resultan muy molestos. Por suerte, calmar la irritación de garganta no es una tarea complicada, pues casi todos los problemas que la causan son leves y desaparecen en poco tiempo. Sigue leyendo si quieres saber cómo aliviar la irritación de garganta.

Causas de la irritación de garganta

La mayoría de las veces, la irritación de garganta es una dolencia menor que no requiere tratamiento médico. Suele estar provocada por algún tipo de infección viral, como el resfriado común, y tal y como aparece, se va. De este modo, las causas más frecuentes de la irritación de garganta son:

  • El resfriado: la irritación es un síntoma que puede estar asociado al resfriado, aunque existen otro tipo de infecciones virales con las que puede asociarse, como la gripe, las paperas o la laringitis.
  • Fumar o gritar: el dolor de garganta puede aparecer por malos hábitos como fumar o gritar, aunque también puede estar provocada por la contaminación del aire.
  • Lugares secos: estar durante horas en una habitación donde la humedad es escasa, también puede perjudicar a nuestra garganta, secándola e irritándola.
  • Alergias: muchas personas padecen congestión nasal o alergias en un época concreta, lo que les obliga a respirar por la boca, haciendo que la garganta tienda a estar seca e irritada.

Cómo calmar la irritación de garganta

Las irritaciones leves de garganta suelen desaparecer en cuestión de poco tiempo. Ahora bien, es posible calmar la irritación gracias a la gama de pastillas para chupar Strepsils, que cuentan con acción antiséptica y con efecto suavizante, aliviando la irritación de garganta hasta por 2 horas en adultos y niños a partir de los 6 años (indicado a partir de 12 años en el caso de Strepsils con lidocaína). Su efecto suavizante alivia las primeras molestias, mientras que la acción antiséptica ayuda a combatir las infecciones leves de garganta. Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare S.A.

Sin embargo, a través de estos prácticos consejos, también podrás aliviar la tos y calmar las molestias de tu garganta:

  • Gárgaras con agua y sal: para aliviar la irritación de garganta puedes hacer gárgaras de agua tibia con sal durante varias veces al día. La sal ayuda a eliminar los virus y bacterias de la garganta, por lo que aceleraríamos el proceso de curación.
  • Alimentos tibios: ante el dolor de garganta, lo más recomendable es tomar alimentos y bebidas tibios para no dañar aún más la zona. Sin embargo, en caso de presentar inflamación, se puede tomar algún alimento frío, como un helado, para desinflamar la garganta. Eso sí, no se recomienda abusar de los alimentos fríos, ya que de hacerlo podría dañar aún más la garganta.
  • Limón y miel: el limón es antibacteriano y antiséptico, mientras que la miel suaviza las mucosas respiratorias. De este modo, se aconseja tomar vasos de agua tibia con zumo de limón y miel para el dolor de garganta y la tos.

Hábitos que empeoran la irritación de garganta

Es necesario conocer qué hábitos resultan perjudiciales para prevenir la irritación de garganta.

  • Alimentos picantes: los alimentos picantes tienden a irritar la garganta. Mientras dure este síntoma, es mejor deshacerse de ellos.
  • El alcohol y el tabaco: ambos son nefastos para la garganta. Cuando la irritación de garganta aparece, es primordial dejar de fumar y de beber alcohol para evitar potenciar la molestia.
  • Hablar alto o gritar: en estos momentos, la garganta necesita recuperarse y lo que menos necesita es que fuerces la voz.
  • Sequedad ambiental: la falta de humedad reseca la garganta y aumenta el riesgo de padecer irritación.
  • Alimentos muy fríos o muy calientes: tomar alimentos excesivamente fríos o, por el contrario, demasiado calientes, pueden afectar al estado de nuestra garganta, empeorando la irritación. ¿Quieres conocer todos los ingredientes y bebidas que conviene mantener a raya si tienes irritación de garganta? Entonces te invitamos a leer nuestro artículo Alimentos que irritan la garganta.
  • Carraspear: es algo que solemos hacer con frecuencia al creer que así limpiamos la garganta, pero lo que haremos es forzarla, provocando justo lo contrario.
  • Respirar por la boca: los resfriados suelen provocar congestión nasal, lo que hace que respiremos con la boca abierta para nuestra comodidad. Ahora bien, esta actitud solo conseguirá resecar aún más la garganta.
  • Productos lácteos: la leche, los yogures y, en general, cualquier producto lácteo puede producir flemas, lo que intensificará la tos, haciendo que la irritación de garganta empeore.

Si la irritación de garganta perdura durante más de 7 días, es aconsejable acudir al médico para un mejor diagnóstico y tratamiento.