Cómo evitar el dolor de garganta

Por norma general, los dolores de garganta suelen estar producidos mayoritariamente por un virus[1], aunque no es el único motivo. Los cambios drásticos de temperatura, la exposición a agentes irritantes o las infecciones bacterianas también pueden ser otros motivos por los cuales se sufren dolores de garganta. Evitar el dolor de garganta en estos casos es muy complicado, pero no imposible. ¿Quieres paliar el dolor de garganta? Pues es posible. Las gripes, los resfriados o la faringitis no son inevitables.

Claro está que evitar el contagio de virus no siempre es completamente posible. Podemos tomar algunas medidas para reducir su impacto en nuestra salud y evitar que afecten a la garganta, especialmente en la época de mayor contagio. ¿Quieres saber cuáles son esas medidas que podemos tomar? Pues lo veremos a continuación.

Consejos para evitar el dolor de garganta

El dolor de garganta implica, como mínimo, una molestia en la zona irritada o áspera. Incluso se puede sentir una leve molestia o una quemazón debido a la inflamación de la zona. Es por eso por lo que, a continuación, vamos a ver algunos consejos para evitar el dolor de garganta debido a una inflamación o una irritación en la zona.

Protege tu garganta de los cambios drásticos de temperatura

A pesar de que no siempre podemos controlar los cambios drásticos de temperatura, sí que podemos estar prevenidos antes de que ocurra. ¿Cómo? Controlando la temperatura. Siempre será mejor llevar varias capas de ropa fina que poder ir quitando y poniendo dependiendo del frío o del calor que haga.

Cuida la higiene

Para intentar evitar el contagio de un virus, resulta imprescindible cuidar la higiene diaria. Lavar las manos con frecuencia, especialmente antes de cada comida, evitar tocar las mucosas con las manos sucias o mantener una buena higene es aconsejable para evitar cualquier tipo de contagio.

Ventila tu casa

Es importante ventilar tu casa a diario. Con tan solo 10 minutos podrás renovar el aire de una estancia. Abrir las ventanas es absolutamente necesario, incluso en invierno. Lo ideal es abrir las ventanas unos minutos después de despertarte y mantenerlas así durante algunos minutos.

Evita los agentes irritantes

Otra de las cosas a evitar son todos aquellos agentes irritantes. Los cigarrillos, los productos químicos, las bebidas gaseosas y muy frías o los ambientes muy cargados son algunos de esos agentes irritantes que es imprescindible evitar para salvarse de un dolor de garganta.

Controla los factores que aumentan la sequedad en la garganta

El abuso de la calefacción o del aire acondicionado o respirar intensamente por la boca pueden provocar sequedad en la zona de la garganta, lo que se convierte inevitablemente en dolor. Es por eso por lo que es importante y fundamental controlar esos factores que aumentan la sequedad.

Mantén el aire acondicionado, o la calefacción, a una temperatura media, respira por la nariz y controla el uso de humidificadores en el hogar.

Alimenta tu cuerpo y tu sistema inmune

Para poder prevenir las molestias de garganta es primordial mantener una buena alimentación y nutrir el cuerpo y el sistema inmune con las vitaminas necesarias siguiendo una dieta sana y equilibrada. Seguir una dieta mediterránea, por ejemplo, es una buena opción.

Hidrátate adecuadamente

Mantener el cuerpo hidratado es fundamental, especialmente la garganta. Una garganta bien hidratada no tendrá molestias ni sequedad. En cambio, la falta de hidratación provoca irritación en la zona.

Mantente atento a los síntomas

Es conveniente estar atentos a los primeros síntomas de resfriado o catarro para tratarlo a la más mínima, especialmente si se sufren esos dolores de garganta con cierta frecuencia.

Cómo tratar el dolor de garganta cuando aparece

Si a pesar de seguir las anteriores recomendaciones el dolor de garganta aparece, es importante tratarlo adecuadamente para que remita lo antes posible. En estos casos es posible administrar un medicamento con efecto analgésico local para tratar el dolor y las molestias.

 

Las pastillas para chupar Strefen contienen 8,75 mg de flurbiprofeno, un antiinflamatorio de la familia del ibuprofeno que ayuda a aliviar el dolor y la inflamación de garganta hasta por 4 horas. Es apto para adultos y adolescentes a partir de los 12 años.

Para quienes prefieren un medicamento en solución para pulverización, existe Strefen en spray, que también cuenta con 8,75 mg de flurbiprofeno, y actúa de manera local, aliviando el dolor de garganta hasta por 6 horas en adultos a partir de los 18 años. En ningún caso se debe administrar estos medicamentos si existe una úlcera gastroduodenal. Además, es importante leer las instrucciones de estos medicamentos y consultar al farmacéutico. Ambos medicamentos son medicamentos de Reckitt Benckiser Healthcare S.A.

Pero si tu dolor no es tan grave, puedes aliviar las molestias de garganta con caramelos de limón y miel. También es posible calmar la irritación haciendo gárgaras con agua tibia y sal. Te ayudará a que baje la inflamación y a que desaparezcan los síntomas.

 

[1] Fuente: Worrall G. Acute sore throat. Can Fam Physician. 2007;53:1961-2