Cómo evitar que el dolor de garganta empeore

En más de una ocasión te habrás encontrado con un picor de garganta y carraspera, y lo que creías que sería algo pasajero, ha empeorado y se ha convertido en una molestia en la zona. Suele ocurrir, pero está en tu mano evitar que el dolor de garganta empeore.

Aunque son varios los motivos que generan esta molestia, es posible tanto prevenir el dolor de garganta como paliar los síntomas una vez que lo padecemos. Sigue leyendo si quieres saber cómo aliviar el dolor de garganta y, mucho más importante aún: cómo evitar que empeore.

Consejos para evitar que el dolor de garganta empeore 

A la hora de aliviar el dolor de garganta, existen algunas recomendaciones generales bastante útiles que te ayudarán a conseguirlo. Los síntomas son muy incómodos y podrás conseguir que esta molestia no vaya a más.

  • Bebe mucho líquido: cuando el dolor de garganta está producido por irritación, es fundamental mantener la garganta hidratada, ya que esta se va resecando debido a la tos. Es conveniente tomar mucha agua, sopas o infusiones con miel y limón, así como asegurarte de que las bebidas que ingieres no estén ni demasiado frías ni demasiado calientes. Cuando las membranas están secas, se convierten en cultivo de bacterias, que irán distribuyéndose por diferentes zonas del cuerpo. La hidratación es clave para contener los microbios y reducir las secreciones.
  • Haz gárgaras con sal y agua: evitar el dolor de garganta no es tan sencillo, pero al menos una vez haya aparecido, hacer gárgaras aliviará las molestias de forma puntual. Tan solo disuelve un poco de sal en un vaso de agua tibia y haz gárgaras varias veces al día. Con ello, calmarás la irritación para evitar que el dolor de garganta empeore.
  • Respira por la nariz: evitar un dolor de garganta o un resfriado es complicado. Nadie quiere ponerse enfermo y la mayoría de las veces aparecen los síntomas sin darnos cuenta, pero merece la pena intentarlo. Siempre y cuando sea posible, es decir, si la nariz no está demasiado congestionada, es fundamental respirar por la nariz y olvidarnos de la boca, principalmente cuando el frío es más intenso. De esa forma, evitamos que las bacterias entren directamente por la boca, así como resecar la mucosa, lo que contribuye a empeorar el dolor de garganta.  
  • Elige los alimentos adecuados: resulta conveniente apostar por comidas que sean ligeras y suaves de menor consistencia, como sopas o cereales, para evitar molestias al ingerir. En nuestro artículo qué alimentos evitar cuando tengo dolor de garganta te explicamos cuáles ingredientes conviene mantener al margen mientras tienes molestias.
  • Descansa para que tu cuerpo actúe contra la infección: descansar es fundamental para evitar que el dolor de garganta empeore y termine en un resfriado. El sistema inmunitario tiende a desarrollar unas moléculas especiales durante el momento del sueño, las citoquinas, que dictaminan qué virus hay que combatir. De esa manera, cuando el descanso es adecuado (en estas circunstancias, se aconseja dormir de 8 a 10 horas), se regenera y repara el tejido dañado.

Medicamentos para el dolor de garganta

Seguir las recomendaciones anteriores es importante, sin embargo, si continuamos sintiendo dolor, podemos optar por medicamentos para el alivio del dolor de garganta, como Strepsils con Lidocaína, que gracias a su doble acción antiséptica combate las bacterias. Además contiene lidocaína, un anestésico local que alivia el dolor de garganta de forma rápida y efectiva. Este producto está indicado para adultos y niños mayores de 12 años.

No obstante, si el dolor incrementa o no mejora en un plazo de dos días, se debe acudir al médico, ya que podría indicar que el dolor de garganta ha derivado en una infección. Los síntomas que indican que el dolor es más grave y requiere atención especializada, son los siguientes:

  • Dificultad a la hora de tragar
  • Dolor muy molesto al hablar o tragar
  • Glándulas inflamadas y dolor en la mandíbula o cuello
  • Amígdalas rojas e inflamadas
  • Ronquera
  • Amígdalas con pus o puntos blancos
  • Moqueo y estornudos
  • Dolor general en diferentes partes del cuerpo
  • Náuseas y vómitos
  • Dolores de cabeza
  • Estado febril
  • Tos

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A