Cómo saber si tengo infección de garganta

El dolor de garganta puede deberse en ocasiones a una infección, pero antes de automedicarse es importante conocer de qué tipo de infección se trata y cuáles son los síntomas y el tratamiento más adecuado. Si sospechas que este puede ser el origen de tus molestias, en este artículo te explicaremos cómo saber si tengo infección de garganta para que puedas despejar todas tus dudas.

Tipos de infección de garganta

Existen dos tipos de infección de garganta: las virales y las bacterianas. Aunque pueden parecer muy similares, ambos cuadros cuentan con algunos síntomas distintivos que te detallamos a continuación.

Infección de garganta viral

Entre el 85 y 90% de las infecciones de garganta en adultos son provocadas por virus*, por lo que, en estos casos los antibióticos no son efectivos.  Es importante detectar las señales antes de automedicarnos. Los síntomas de este tipo de infecciones son:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Irritación
  • Tos
  • Estornudos
  • Fiebre
  • Flema o moco transparente

*Fuente: Worrall G. Acute sore throat. Can Fam Physician. 2007;53:1961-2;

En ocasiones esta condición puede derivar en faringitis, una infección de garganta duradera en la que los síntomas perduran entre una o más semanas.

La forma de contagio de la infección vírica de garganta suele ser mediante el contacto directo con las secreciones de una persona enferma que puede darse, por ejemplo, mediante las gotas de saliva de sus estornudos.

Infección de garganta bacteriana

Aunque no es tan común, esta condición también puede tener origen bacteriano. Los estreptococos son las bacterias encargadas de producir los siguientes síntomas:

  • Dolor
  • Irritación
  • Inflamación de la garganta
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Malestar general
  • Flemas o mocos de color verde
  • Manchas blanquecinas en la garganta

Mediante un cultivo y un examen clínico, se puede determinar si hay infección bacteriana, lo cual aclararía el diagnóstico. Por otro lado, la forma de contagio de una infección de garganta bacteriana es mucho más amplia que la de una infección vírica. Esta condición puede presentarse por:

  • Contacto directo con alguien infectado
  • Vía aérea
  • Contacto con la sangre y secreciones del enfermo
  • Mediante el consumo de agua o alimentos contaminados
  • Mediante el contacto con objetos que han sido utilizados o manipulados por alguien con una infección de garganta, como ropa, sábanas o pomos de las puertas

La infección de garganta bacteriana puede requerir el consumo de antibióticos para ser tratada y evitar posibles complicaciones, como la expansión de la infección por otros órganos y tejidos. Por esta razón se recomienda la atención médica con el fin de encontrar el tratamiento adecuado que favorezca una buena recuperación.

Aprender a detectar los síntomas es clave para responder a la duda de cómo saber si tengo infección de garganta, pero una vez que lo sabemos ¿qué podemos hacer para mejorar los síntomas?

Cómo aliviar la infección de garganta 

Antes de tomar cualquier medicamento, debes asegurarte de cuál es el origen de tu malestar consultando con un profesional sanitario, ya que los antibióticos solo son eficaces para las infecciones bacterianas y no las víricas.

Strepsils pastillas para chupar sabor miel y limón, proporciona alivio local sintomático de las infecciones leves de boca y garganta que cursan sin fiebre en adultos y niños a partir de 6 años. La acción suavizante de las pastillas para chupar alivia rápidamente las primeras molestias y su acción antiséptica combate virus y bacterias.

Además de medicamentos específicos, hay otras recomendaciones que nos ayudarán a  aliviar los síntomas ocasionados por la infección de garganta, como por ejemplo:

  • Bebe mucha agua: es muy importante mantenernos bien hidratados, ya que al estar enfermos tendemos a dejar de lado los alimentos y los líquidos, algo imprescindible para poder recuperarnos. Por otro lado, con la presencia de la tos nuestra garganta se reseca y resiente mucho, por lo que beber agua a menudo nos ayudará a aliviar ligeramente el dolor y la irritación de garganta. Eso sí, se aconseja tomar agua a temperatura ambiente, nunca fría para no empeorar los síntomas.
  • Evita fumar: el tabaco contiene productos químicos muy irritantes para nuestra garganta y pulmones, por lo que es conveniente no fumar mientras nos recuperamos para no empeorar los síntomas de la infección.
  • Gárgaras con agua y sal: la sal contiene grandes propiedades antimicrobianas, por lo que ayudaría a la hora de eliminar las bacterias de tu garganta. Eso sí, no se aconseja sustituir este remedio por la medicación, ya que lo único que puede ayudarnos a deshacernos por completo de una infección bacteriana es un medicamento.
  • Protege tu garganta: es muy importante proteger la garganta de las bajas temperaturas mediante un pañuelo o bufanda, ya que de lo contrario podrían empeorar los síntomas de la infección de garganta.
  • Alimentos con vitamina C: al enfermarnos, las defensas de nuestro cuerpo se debilitan, por lo que es indispensable aumentar nuestro sistema inmunitario a través de alimentos que contengan mucha vitamina C, como la naranja, fresas, kiwi, tomate, mango, brócoli, pimentón amarillo crudo o guayaba.
  • Caldos y sopas: también es de gran ayuda tomar líquidos calientes, como pueden ser sopas y caldos, no solo porque con la garganta irritada serán más fáciles de tragar, sino también porque mantendrán nuestro cuerpo caliente y aliviarán ligeramente la irritación de garganta.

¿Cuándo ir al médico por una infección de garganta?

Conociendo los síntomas de la infección de garganta, es importante que prestes atención a su duración y a su manifestación. Si se trata de una infección de origen bacteriano, acudir al médico es importante, dado que solo un especialista podrá prescribir un tratamiento a base de antibióticos para eliminar las bacterias que han desencadenado la infección.

Asimismo, ante la presencia de los siguientes síntomas, es recomendable acudir al médico:

  • Fiebre alta
  • Pus
  • Dolor de garganta persistente
  • Manchas blancas en la garganta
  • Dolor de oído
  • Inflamación de las amígdalas
  • Dolor de cabeza persistente

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A