Cuáles son las causas de la afonía

Las causas de la afonía son muy variadas, desde un sobreesfuerzo o mal uso de la voz hasta enfermedades del aparato respiratorio, factores ambientales inadecuados u otro tipo de problemas de salud. Perder la voz puede ser más común de lo que parece, en especial, si no se siguen unos cuidados básicos diarios que ayuden a evitar la irritación de garganta. ¿Te preguntas por qué estoy afónico o por qué no tengo voz? Pues, a continuación, vamos a dar las razones por las cuales puedes quedarte sin voz.

Asimismo, es importante saber en qué momento es recomendable acudir al médico especialista e iniciar el tratamiento adecuado en cada caso para una óptima recuperación.

¿Por qué estoy afónico?

Existen varios motivos que te pueden hacer perder la voz de forma momentánea. ¿Cuáles son?

Uso excesivo de la voz

Cuando se realiza un uso excesivo de la voz, las cuerdas vocales pueden inflamarse y dejar de funcionar adecuadamente. ¿El resultado? La pérdida de la voz temporal, especialmente, si a este uso excesivo de la voz le añadimos falta de hidratación, es decir, no beber agua, y el consumo de tabaco.

Laringitis

La laringitis es una de las razones por las cuales se puede perder la voz de forma temporal. Consiste en una inflamación de las cuerdas vocales como consecuencia de un resfriado, una alergia o una infección de las vías respiratorias. Para conocer en detalle sobre esta infección respiratoria, no te pierdas nuestro artículo Laringitis viral: contagio, síntomas y cómo aliviarla.

Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad tienen múltiples efectos en la salud y también pueden afectar a las cuerdas vocales. A raíz de la bajada de defensas por el estrés y la ansiedad, las cuerdas vocales quedan expuestas a una posible infección que acaba en afonía.

Hemorragia en las cuerdas vocales

Si te quedas sin voz de repente y justo después de dar un fuerte grito, es posible que sufras una pequeña hemorragia en las cuerdas vocales. Lo habitual es que, después de esto, aparezca una ronquera que evoluciona rápidamente.

Consejos para tratar la irritación de garganta

En caso de que la afonía esté causada por una infección, como la amigdalitis o la laringitis, es importante tratar la condición subyacente para que pueda haber una buena recuperación. Si no se trata, es posible que se complique.

Recuerda que cuando las infecciones de garganta en adultos son de origen virale, el uso de antibiótico no es pertinente en estos casos, pues los antibióticos no combaten los virus sino las bacterias. De todos modos, siempre es necesario acudir a tu médico en estos casos.

Las recomendaciones para tratar los síntomas relacionados con la afonía de forma eficaz son las siguientes:

Descansar la voz

Es fundamental que no fuerces tus cuerdas vocales ahora que están débiles e irritadas. Déjalas descansar y, para ello, será necesario que evites hablar e incluso susurrar, pues el esfuerzo de susurrar también irrita las cuerdas vocales. Cuanto menos hables, antes podrás recuperarte.

Evita alimentos irritantes

Muchos alimentos favorecen la afonía al ser muy irritantes, por lo que es necesario evitarlos durante el periodo de recuperación. ¿Cuáles son esos alimentos?:

  • Comida picante.
  • Alimentos ácidos como, por ejemplo, los cítricos.
  • Comida muy caliente.
  • Alimentos muy duros que cueste pasar por la garganta.
  • Comida muy especiada.
  • Café.
  • Bebidas muy frías.
  • Alimentos o bebidas muy azucarados.
  • Lácteos.

Mantente hidratado

Las cuerdas vocales deben estar limpias e hidratadas durante la recuperación. Es por eso por lo que es necesario mantenerlas húmedas. Bebe agua con frecuencia para mantener la humedad. Eso sí, siempre agua tibia, nunca agua fría.

No fumes

El tabaco también afecta a las cuerdas vocales, ya que favorece la irritación de las mismas. Por ello, es muy recomendable evitar el tabaco en el periodo de recuperación, así como los ambientes irritantes como, por ejemplo, los centros comerciales con el aire acondicionado o la calefacción muy altos.

Lubrica tu garganta

Si padeces afonía por forzar la voz, es muy posible que tu garganta esté muy irritada. En estos casos en los que tienes irritación de garganta, es recomendable optar por pastillas para chupar que te ayuden a suavizar la zona. Eso sí, si el dolor persiste por más de dos días, aparece pus o fiebres altas, lo mejor es acudir al médico para que pueda determinar cuál es la causa de la dolencia.

Para combatir la irritación de garganta tienes Strepsils pastillas para chupar , que ayudan a reducir la irritación de garganta hasta 2 horas, suavizándola gracias a sus propiedades emolientes.Además, se pueden administrar en adultos y niños a partir de 6 años en el caso de la gama de sabor miel y limón, fresa, limón, menta y vitamina C, y a partir de los 12 años en el caso de Strepsils con lidocaína.

Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

Estoy afónico, ¿debo ir al médico?

Existen situaciones en las que no es necesario acudir al médico, como la irritación de garganta muy leve, pero en otras muchas ocasiones sí que será fundamental acudir al especialista. ¿Cuándo? Si los síntomas no remiten en 2 días o tienes fiebre, pus, dolor persistente o malestar general por culpa de la irritación de garganta, te recomendamos acudir a tu médico de cabecera.