Diferencias entre faringitis viral y bacteriana

En cuanto llegan los meses fríos del año, el cuerpo humano se resiente y las zonas con mayor sensibilidad a las temperaturas bajas, como la zona de la garganta, pueden estar más expuestas a tener molestias. La prueba la encontramos en la cantidad de dolores leves padecidos en la zona de la garganta durante los meses de otoño e invierno. Una de las dolencias más habituales es la faringitis, una de las afecciones de garganta más comunes (1). Muchas personas buscan un remedio para aliviarla, ya que, aunque suele tratarse de una dolencia leve, existe la posibilidad de recurrir a distintos fármacos sin receta para aliviar las molestias que genera y recuperar la comodidad en nuestro día a día. No obstante, hay un dato importante a tener en cuenta: el origen de esta afección. En numerosas ocasiones, las personas que sufrimos molestias en la garganta no sabemos diferenciar a qué se deben. Desconocemos si realmente se puede tratar de faringitis o no e, incluso, de si el malestar nos lo están provocando bacterias o virus. Para aclarar este aspecto, recomendamos acudir siempre a un médico o farmacéutico que nos aconseje. Además de esto, en este artículo vamos a analizar la diferencia entre la faringitis viral y bacteriana.

¿Qué es la faringitis? 

La faringitis es la inflamación aguda de la mucosa de la faringe localizada en la zona de la garganta o cuello. La faringitis aguda es la forma más habitual de inflamación de la faringe y, además, suele darse como un catarro agudo. La mayor parte de estas dolencias se presentan durante los meses más fríos del año, una época propicia para la aparición de enfermedades respiratorias infecciosas. (2) Entre los síntomas que nos permitirán identificar la faringitis destacan (1):

  • Sensación de picor.
  • Sequedad en la garganta.
  • Dolor intenso y molesto que puede llegar a impedir tragar con normalidad.

De todas formas, hay que saber que hasta en el 30% de los casos no se llega a identificar ningún microorganismo patógeno. Es frecuente que esta enfermedad se propague entre los miembros de una misma familia o entre aquellas personas con las que se establece un contacto más cercano. (2)

Diferencias entre faringitis virales y bacterianas

Centrándonos en las faringitis virales y bacterianas, que son las más comunes, hay que saber que existen diferencias entre ambas que pueden ayudar a su reconocimiento. Para conocer la diferencia entre faringitis viral y bacteriana presta atención a los siguientes síntomas:

Faringitis viral

Como su denominación indica, la faringitis viral está ocasionada por virus, como por ejemplo aquellos que causan la gripe, resfriado o mononucleosis infecciosa. Estas infecciones provocan que la mucosa de la garganta se inflame, lo que desencadena dolor y la consiguiente dificultad para tragar. Es importante tener en cuenta que, en ocasiones, puede llegar a originarse una infección secundaria originada por bacterias, aprovechando el daño producido por el virus. (1)

Faringitis bacteriana

Los casos de padecer una faringitis bacteriana son menos frecuentes que una viral. La mayoría de veces son producidas por el estreptococo beta hemolítico del grupo A (2) y suelen manifestarse más en niños y durante la época de otoño e invierno. Como se trata de una enfermedad infecciosa que es transmitida por secreciones nasales y saliva, si alguien en la familia la padece, existe la posibilidad de que varios familiares convivientes o cercanos estén afectados. En ocasiones, el estreptococo está presente en la garganta de las personas sin provocar ningún síntoma, pero, igualmente, esta colonización podría ocasionar complicaciones como, por ejemplo, la fiebre reumática aguda, las placas de pus en la parte trasera de la garganta o un malestar general.(2)

¿Cómo tratar una faringitis?

La faringitis es una infección que se puede tratar para aliviar sus molestos síntomas y evitar que aparezcan problemas secundarios. Para ello, hay que distinguir entre los tratamientos para la faringitis viral y la bacteriana, pues son diferentes.

Faringitis viral. ¿Cómo aliviarla?

Puede desaparecer por sí sola sin tener que hacer uso de ningún medicamento, siempre que el sistema inmune sea capaz de combatir el virus. Sin embargo, si el dolor de garganta persiste, existe la posibilidad de tomar algún medicamento para aliviar las molestias de garganta, como pastillas para chupar con flurbiprofeno. Sino mejoras en 3 días o empeoran los síntomas consulta a un médico.

Tratamiento para la faringitis bacteriana

En este caso es posible que sea necesario combatir la infección mediante antibióticos, por lo que es imprescindible acudir a un médico para que te recete el tratamiento más adecuado a tus necesidades.

¿Puedo prevenir la faringitis?

Estas recomendaciones te pueden ayudar a prevenir la faringitis. (3)

  • Intenta evitar el encuentro con personas sospechosas de padecerla.
  • Es muy importante lavarse las manos con frecuencia.
  • Evita cambios bruscos de temperatura
  • Hidrátate con frecuencia

 

Fuentes

  • Faringitis: Etilogía, tratamiento y recomendaciones, publicado en Elsevier.es
  • Faringitis, publicado por Elsevier.es
  • 10 consejos para evitar controlar la aparición de la faringitis aguda, publicado por CinfaSalud