Laringitis viral: contagio, síntomas y cómo aliviarla

La laringitis es una afección que se caracteriza por la inflamación en la zona de la glotis y las cuerdas vocales, que se encuentran dentro de la laringe. Esta afección puede estar producida por diferentes causas, como el uso excesivo de la voz o la exposición a elementos irritantes como, por ejemplo, el humo del tabaco. Sin embargo, esta condición, a veces, se produce por la entrada de un virus al organismo. En este caso, cuando se produce por una infección vírica, pasa a denominarse laringitis viral. Si quieres saber más aspectos sobre este tipo de infección, te recomendamos que sigas leyendo este artículo en el que te explicaremos todo sobre la laringitis viral, su contagio, síntomas y cómo aliviarla.

Cómo se contagia la laringitis

La mayoría de casos de laringitis se deben a un virus, por lo que está considerada como una afección bastante contagiosa. Así, aunque esta afección también puede producirse por una infección bacteriana, la mayoría de casos de laringitis suelen ser de tipo viral y, por ello si este es el caso no debería ser tratada con medicamentos antibióticos, los cuales no resultan efectivos para eliminar virus.

Al igual que ocurre con un resfriado o una gripe, la forma más común de contagio es por el contacto directo con una persona infectada por el virus. Además de esta vía de transmisión, existen algunos factores que aumentan el riesgo de padecer una laringitis viral, como estar expuesto a sustancias irritantes (humo del tabaco o productos químicos irritantes, entre otros), hablar demasiado alto forzando las cuerdas vocales o padecer otra infección respiratoria como, por ejemplo, un resfriado, una bronquitis o una sinusitis.

Síntomas de la laringitis viral 

Entre los síntomas más comunes que pueden darse debido a esta infección respiratoria, encontramos los siguientes:

  • Tos seca.
  • Ronquera o carraspeo.
  • Disfonía (alteración de la voz) o, directamente, afonía (incapacidad de poder hablar).
  • Sensación de cosquilleo en la garganta.
  • Dolor e inflamación de garganta.
  • Dificultad para tragar.

Duración de la laringitis 

La laringitis puede ser de dos tipos: aguda o crónica. Sin embargo, cuando esta afección está provocada por una infección viral solo puede ser del primer tipo, por lo que nos centraremos en explicar la duración de la laringitis viral aguda. En este tipo de infección, generalmente la inflamación de la laringe suele ser. Sin embargo, es importante que tomemos ciertas medidas para recuperarnos de la laringitis en cuanto la detectemos, ya que cuando es producida por un virus, la infección puede extenderse a otras zonas de las vías respiratorias si no nos cuidamos correctamente durante ese período de tiempo.

Cómo tratar la laringitis viral

En la mayoría de casos, esta infección suele remitir por sí sola al cabo de unos días al terminar el ciclo vírico, por lo que no es necesario un tratamiento de la laringitis viral. Sin embargo, como ya comentábamos anteriormente, es conveniente seguir ciertas pautas para acelerar la recuperación, como las siguientes:

  • Descansar la voz.
  • No fumar o evitar exponerse a elementos irritantes.
  • Utilizar un humidificador para mantener unas excelentes condiciones de humedad. También es recomendable evitar tomar alimentos picantes.
  • Tomar mucha agua para mantenerse bien hidratado.
  • Lavarte correctamente las manos para evitar propagar la infección vírica.

Aliviar el dolor de garganta asociado a la laringitis viral

Además de los anteriores consejos, también puedes recurrir a un medicamento con acción analgésica local para aliviar el dolor en caso de que la condición llegue a ser muy molesta. Así, puedes optar por medicamentos como las pastillas para chupar Strefen miel y limón que contiene 8,75 mg de flurbiprofeno, un antiinflamatorio de la familia del ibuprofeno que combate el dolor y la inflamación de garganta, con una acción localizada que proporciona alivio hasta 4 horas. Este medicamento es apto para adultos y niños a partir de los 12 años, pero no debe administrarse en caso de úlcera gastroduodenal. 

Cuándo consultar al médico

Si los síntomas siguen igual o han empeorado al cabo de la 3 días, entonces será imprescindible acudir al médico para que este haga un diagnóstico del cuadro sintomático en conjunto y ofrezca un mejor tratamiento. También será recomendable que consultes con el médico si han aparecido nuevos síntomas, como:

  • Dificultad para respirar.
  • Tos acompañada de algo de sangre (saliva rosada o roja).
  • Dolor más fuerte en la garganta.
  • Molestias en los oídos.

En el caso de que el afectado sea un niño, habrá que llevarlo al pediatra si se detectan síntomas como, por ejemplo, babear más de lo normal, silbidos al respirar, problemas para respirar o fiebre de 39ºC o más.

Lee las instrucciones de este medicamento y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A.