Qué tomar para la afonía

La afonía es la pérdida de voz, que puede resultar ser total o parcial. Se trata de un problema molesto y temporal que, por lo general, queremos tratar de forma rápida y eficaz. Pero no siempre es tan sencillo, ya que la velocidad de la recuperación dependerá, en primer lugar, de la causa de la pérdida de voz y, en segundo lugar, de las medidas que llevemos a cabo para facilitar la recuperación. Pero, ¿qué tomar para la afonía? ¿Cuál es el mejor tratamiento de la afonía? A continuación vamos a conocer las causas de la afonía más frecuentes y qué tomar para recuperarse, entre otras cuestiones relacionadas.

Causas de la afonía más frecuentes

Las causas de la afonía son múltiples, pues existen varias situaciones en las que la garganta puede verse perjudicada por diferentes razones.

Forzar la voz

Esta es una de las causas más comunes por las que nos quedamos afónicos. Aunque se puede padecer en cualquier época del año, es común que ocurra en temporadas de eventos en los que alzamos la voz como, por ejemplo, en conciertos, pues se debe al sobreesfuerzo de las cuerdas vocales al alzar mucho la voz o usarla de forma distinta a la habitual en un momento determinado.

Infecciones respiratorias comunes

Las enfermedades del aparato respiratorio también pueden producir afonía. Por ejemplo, la laringitis, la faringitis y la amigdalitis son algunas de las afecciones que pueden provocar la pérdida de voz, ya que cuando esta zona se inflama las cuerdas vocales pueden verse también afectadas.  

Ciertas condiciones ambientales

La exposición a ciertas condiciones ambientales, como el frío, es otra de las causas más comunes que pueden derivar en la pérdida de voz, conocida como afonía. Por ejemplo, salir a la calle con el pelo mojado cuando hace frío, exponerse de forma exagerada al aire acondicionado o a la calefacción o los cambios bruscos de temperatura pueden causar este síntoma, entre otros.

Consumo de productos perjudiciales para la garganta

Ingerir o tomar algunos productos o alimentos que son irritantes para las mucosas también puede producir afonía, especialmente si se hace en cantidades elevadas o si se consumen a menudo. Algunos claros ejemplos de ello son el alcohol, el tabaco, las salsas picantes u otros productos con sustancias irritantes. Para conocer en detalle cuáles son, consulta nuestro artículo Alimentos que irritan la garganta.

Ten en cuenta que en caso de afonía persistente, es decir, que te veas afectado en muchas ocasiones en poco tiempo o que la misma no se cura con los consejos que ofrecemos a continuación y se mantiene varios días o incluso semanas, será importante visitar al médico para un diagnóstico y un tratamiento más específicos.

Qué tomar para el dolor de garganta

A la hora de hablar de cómo tratar la afonía, hay que tener en cuenta que no todas las causas tienen el mismo tratamiento. Es por eso por lo que, dependiendo de lo que haya causado la afonía o del estado en el que te encuentres, tendrás que seguir una recomendación u otra, pero siempre hay que seguir las indicaciones del médico.

Cuando la causa de la afonía es una infección viral, como la amigdalitis, la laringitis o la faringitis, la recuperación de la voz dependerá de qué tan pronto te recuperes de la condición subyacente, es decir, de la causa de la afonía.

En cualquier caso, si sientes dolor de garganta, es posible tomar un medicamento para los síntomas de dolor de garganta con la finalidad de aliviar las molestias y suavizarlas. Strefen miel y limón pastillas para chupar contiene 8,75 mg de flubiprofeno, una analgésico de la familia del ibuprofeno que alivia el dolor y la inflamación de garganta, calmándola en 2 minutos y proporcionando un alivio de hasta 4 horas en adultos y niños mayores de 12 años. En ningún caso se debe administrar este medicamento si existe una úlcera gastroduodenal.

Si nuestra garganta se encuentra irritada, podemos optar por la gama de Strepsils pastillas para chupar, que ayudan a reducir la irritación de garganta hasta por 2 horas, suavizándola gracias a sus propiedades emolientes. Además se pueden administrar en adultos y niños a partir de 6 años en el caso de la gama de sabor miel y limón, fresa, limón, menta y vitamina C, y a partir de los 12 años en el caso de Strepsils con lidocaína.

Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

Existen recomendaciones caseras para ayudar a recuperar la voz.

Evitar las corrientes de aire y no hablar

Mientras se padece este problema vocal, lo mejor es evitar los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire y no forzar la voz o, todavía mejor, no hablar. De esta forma, la recuperación será más sencilla, pues permitiremos que la garganta repose más y mejor. Ten en cuenta además que susurrar, algo que solemos hacer para comunicarnos cuando estamos afónicos, es también perjudicial, pues estás forzando las cuerdas vocales lo que puede incrementar la irritación.

Manzanilla

La manzanilla es la infusión idónea para conseguir calmar la afonía. ¿Por qué? Pues porque la manzanilla es una planta que cuenta con propiedades antisépticas, antiinflamatorias y calmantes, por lo que conseguirás tener la garganta mucho mejor. Lo ideal es tomar, mínimo, dos tazas al día de manzanilla tibia.

Una cucharada de miel

La miel es un producto altamente hidratante, lo que significa que ayudará a reparar la sequedad y a calmar la irritación de garganta. Tras una cucharada o dos de miel, tu garganta se aliviará y poco a poco te recuperarás de la afonía.