Remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

¿Alguna vez te has despertado con un molesto dolor de garganta que te quita toda la energía? A todos nos ha pasado alguna vez, y lo cierto es que cuando te sientes así lo primero que quieres es encontrar esa lista de remedios caseros para aliviar el dolor de garganta que te ayude a recuperarte.

En este artículo te detallamos las causas de esta condición y algunas recomendaciones básicas para aliviar las molestias y sentirte mejor.

¿Por qué tengo dolor de garganta? 

La causa del dolor de garganta es determinante para saber qué tratamiento es el más adecuado para aliviar las molestias. La mayoría de los dolores de garganta se produce debido a una infección que puede ser viral o bacteriana. En el caso de los adultos los virus constituyen la mayor causa de infecciones de garganta, entre 85% y 90% de los dolores de garganta son producidos por infecciones virales.[1]

Las infecciones de garganta virales suelen remitir a cabo de unos días y se caracterizan porque causan dolor, enrojecimiento e inflamación de garganta, pero sin la presencia de otros síntomas como placas de pus o lengua blanquecina. Este tipo de infecciones no se tratan con antibióticos, pues no son efectivos frente a los virus y tomarlos sin supervisión médica puede resultar por el contrario perjudicial. En cambio, las infecciones de garganta bacterianas requieren de un tratamiento recetado por un profesional, pues además de causar dolor e inflamación de garganta producen otros síntomas como formación de placas de pus en la zona y fiebre. 

Por lo general el dolor de garganta suele remitir a los pocos días, pero si las molestias persisten por más de 3 días o el dolor viene acompañado de otros síntomas como fiebre, gran dificultad para tragar o placas de pus visibles en la garganta, entonces se recomienda consultar al médico lo antes posible.

Remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

Seguir algunas recomendaciones en casa puede ser clave para acelerar tu recuperación y aliviar más rápidamente ese malestar. ¿No sabes por dónde comenzar?, chequea los siguientes remedios caseros para aliviar el dolor de garganta:

Toma un baño caliente

Un baño caliente te puede hacer sentir mejor, ya que el vapor ayuda a humedecer la zona, reduciendo la mucosidad en la garganta y ayudando a calmar el dolor de garganta. Además, ya que favorece la relajación, te ayudará a conciliar el sueño y descansar mejor si lo haces un poco antes de dormir. 

Haz vahos para aliviar el dolor de garganta

La nariz y la garganta se mantienen húmedas cuando inhalamos vapor, por eso hacer vahos suele hacernos sentir mejor cuando tenemos dolor de garganta, además de facilitar la descongestión nasal. Para hacer tus propios vahos hierve agua en una olla y aprovecha el vapor que desprende. Retírala del fuego, coloca una toalla sobre tu cabeza para retener el vapor y, con mucho cuidado, acerca la cabeza a la olla a una distancia prudente. Inhala profundamente el vapor durante un breve periodo de tiempo, haz un breve descanso y repite el proceso.

Además, puedes utilizar un humidificador para añadir humedad extra al aire mientras duermes, esto te ayudará a reducir el dolor de garganta al despertar

Hidrátate 

Es esencial que estés hidratado, especialmente si tienes la garganta inflamada, pues una buena hidratación ayudará a disminuir la densidad de la mucosidad y reducir la congestión en la zona, disminuyendo las molestias que se incrementan por la sequedad en la zona. Lo más recomendable es beber agua, pero también puedes optar por otras bebidas como el té o los zumos naturales de frutas, además de la sopa. Antes de ingerir el líquido, asegúrate que no está demasiado caliente ni demasiado frío porque podría empeorar la irritación.

Haz gárgaras con agua salada

Hacer gárgaras con una solución casera de agua tibia y una cucharada de sal es quizás uno de los remedios para el dolor de garganta más conocidos. La sal se ha utilizado durante siglos como agente curativo para combatir las bacterias, por lo que te puede ayudar a aliviar el dolor de garganta. Lo recomendable es realizar gárgaras con esta solución cada cuatro horas aproximadamente. 

Té de jengibre / manzanilla

El jengibre puede ser un complemento para aliviar el dolor de garganta ya que es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Por su parte la manzanilla es también un antiinflamatorio natural muy popular que suele estar en cualquier hogar y que puede ayudar a reducir las molestias ocasionadas por el dolor de garganta. En ambos casos es importante tomar las infusiones tibias para evitar que el calor irrite más la zona. 

Una cucharada de miel

Debido a sus propiedades antisépticas, la miel es uno de los remedios más conocidos y que puede ayudarte a calmar el dolor de garganta. La mezcla además es muy fácil de preparar, solo tienes que añadir una cucharadita de miel a una taza tibia de té de jengibre, eucalipto e incluso a la manzanilla. 

Fuera cafeína y alcohol

Tanto el alcohol como la cafeína empeoran la irritación de garganta. Por tanto, durante los días que dure la infección, no es recomendable consumir ambos productos. Además conviene sacar de tu dieta todos los ingredientes irritantes, por ejemplo el picante o las comidas muy condimentadas. Si quieres conocer más opciones a evitar, consulta nuestro artículo Alimentos que irritan la garganta

Evita fumar

El humo del tabaco es nocivo. Al pasar por la garganta, deja la zona caliente y aumenta la inflamación, por eso se recomienda dejar el tabaco mientras tienes dolor de garganta y, en caso de que no seas fumador, tampoco es conveniente exponerse al humo del cigarrillo en espacios cerrados.

Cuida tu dieta 

Cuando no te encuentras bien de la garganta, pensar en el dolor que sentimos al tragar nos puede quitar las ganas de comer, sin embargo, tu cuerpo necesita combustible y el equilibrio correcto de nutrientes para funcionar adecuadamente. Las sopas tibias, los purés y los alimentos blandos son la mejor opción, pero además hay un listado de comidas que es importante mantener a raya durante estos días. Para saber cuáles son te invitamos a consultar nuestro artículo qué alimentos evitar cuando tengo dolor de garganta, así podrás elegir las mejores opciones para nutrirte sin empeorar el malestar.

¡Descansa y protege tu garganta! 

Recuerda que es importante saber cuándo parar y darle la oportunidad a nuestro cuerpo para que se recupere. Por eso si el dolor de garganta te está causando muchas molestias, es importante que descanses pues el reposo es uno de los remedios para aliviar el dolor de garganta que no podemos dejar a un lado.

Y si tienes que salir, recuerda proteger tu garganta y evitar exponerla a los cambios bruscos de temperatura. Si hace frío cúbrela con una prenda de cuello alto o una bufanda, si más bien hace calor, no abuses del aire acondicionado pues incrementa la sequedad de garganta acentuando los síntomas. 

Medicamentos para curar el dolor de garganta

Cuando el dolor de garganta se presenta, puedes reducir las molestias con la ayuda de medicación específica para este propósito. Las pastillas para chupar Strepsils con lidocaína, indicadas para mayores de 12 años, proporcionan alivio al dolor de garganta gracias a su acción antiséptica que combate las bacterias, además contiene lidocaína, un anestésico local que alivia el dolor de garganta de forma rápida y efectiva.

Si, además de dolor cuentas con inflamación, dentro de nuestra gama de productos Strefen, existen alternativas tanto en pastillas para chupar como en spray, como Strefen Spray 8,75 mg solución para pulverización bucal que contiene 8,75mg de flurbiprofeno, un antiinflamatorio de la familia del ibuprofeno, eficaz para aliviar el dolor y combatir la inflamación de garganta en mayores de 18 años.

Combinar productos farmacéuticos específicos para tratar el dolor de garganta, junto con remedios caseros, es una alternativa efectiva para cuidar esta delicada zona y reducir las molestias lo antes posible. Antes del uso de estos medicamentos, lee siempre el prospecto. No tomes Strepsils durante más de 2 días o Strefen durante más de 3 días. Si los síntomas persisten, empeoran o si aparecen nuevos síntomas, consulta a tu médico.

Lee las instrucciones de estos medicamentos y consulta al farmacéutico. Reckitt Benckiser Healthcare, S.A

[1] Fuente: Worrall G. Acute sore throat. Can Fam Physician. 2007;53:1961-2;